Saltar al contenido

Receta de pollo al ajillo

Hoy vas a saber como hacer muslos y pechuga de pollo al ajillo, de una forma muy fácil y sobre todo saludable.

¿Quieres ganar algo más de músculo, comer sano y encima que esa comida tenga un sabor peculiar? Entonces esta es tu receta.

Como bien sabes, el pollo es un alimento muy saludable, alto en proteínas y bajo en grasas, por lo que es perfecto tanto para ganar músculo como para perder grasa.

Pero a veces el pollo a la plancha cansa si te lo comes solo un tiempo seguido, y es por esto por lo que esta receta está muy bien, ya que nos aportará ese sabor peculiar del pollo al ajillo.

Ahora te voy a enseñar como hacer esta receta de pollo al ajillo de la forma más fácil posible.

Pollo al ajillo

Ingredientes

  • 1 pollo entero (O varias pechugas y muslos de pollo)

  • Zumo de medio limón

  • 4 dientes de ajo aproximadamente

  • 2 cucharadas de aceite de oliva

  • 150 ml de vino blanco

  • Perejil, sal y pimentón

¿Cómo hacer pollo al ajillo?

  1. En caso de tener el pollo entero, antes de nada deberemos limpiarlo y cortándolo en cuartos, y estos cuartos dividirlos en otros 4 trozos. Aunque mi recomendación es comprarlo ya cortado (la pechuga de pollo al ajillo está muy buena).
  2. Colocar una sartén con un poco de aceite de oliva en el fuego a calentar.
  3. Picar los ajos y el perejil.
  4. Introducimos el pollo en la sartén.
  5. Cuando esté dorado añadimos los ajos, el perejil, el zumo de limón y la sal, y trataremos de mezclar bien para posteriormente agregar el vino blanco.
  6. Cocinar a fuego medio hasta que el vino se evapore.

Tras esto, ya tendremos nuestro pollo al ajillo fácil, preparado en un momento y listo para comer.

Como habéis podido ver es un plato muy fácil de preparar y que no tiene misterio ninguno.