Saltar al contenido

Barritas de proteína caseras y… ¡Sin horno!

Hoy te voy a explicar como preparar unas ricas y fáciles barritas de proteínas caseras sabor chocolate, que además podrán hacerla incluso aquellos que no dispongan de horno en sus casas.

Barrita proteica con sabor chocolate totalmente casera y saludable

Estas son perfectas como snack para tomar antes o después del entrenamiento, o simplemente como una merienda o postre más, que nos ayudará a alcanzar esos macros necesarios en proteínas.

La idea de esta receta al igual que la de algunas otras de la web, la he tomado el canal de youtube FitCook, de donde suelo coger de vez en cuando ideas para innovar un poco en la cocina.

Vamos a pasar a ver la información sobre estas barritas de proteínas caseras y como se hacen.

Ingredientes

  • 100 gr Copos de avena
  • 100 gr Mantequilla de cacahuete (100% cacahuetes)
  • 2 Scoop de proteína sabor chocolate (Si no se tiene sustituir por leche en polvo)
  • 25 gr Cacao en polvo 0% Azúcares añadidos
  • 50 – 100 ml de leche
  • 10 gr Canela en polvo

Valor nutricional

Con estas cantidades saldrán aproximadamente unas 8 barritas de unas 162 Kcal/barrita.

Para el total la información nutricional es la siguiente:

  • Calorías: 1298 Kcal
  • Hidratos: 83g
  • Grasas: 61g
  • Proteínas: 95g

¿Cómo hacer barritas de proteínas caseras con sabor a chocolate?

  1. Poner toda la crema de cacahuetes en un bol.
  2. Añadimos la leche junto a la crema de cacahuete en el bol, y a continuación con la ayuda de una lengua de gato, hacemos movimientos para ir integrando ambos ingredientes.
  3. Añadimos a la mezcla el ingrediente que aportará la mayoría de proteínas, la proteína en polvo, que en caso de no tenerla, se podrá sustituir por leche en polvo.
  4. Y removemos para volver a integrar todo bien.
  5. Añadimos el cacao en polvo y la canela.
  6. Volvemos a mover, hasta integrar y seguidamente añadiremos los copos de avena enteros.
  7. Mover un poco para repartir por todas partes y a continuación de esto, soltamos ya la lengua de gato, y empezamos a mover y a amasar con las manos.
  8. Después de amasar bien, debe quedar una masa compacta que no se adhiera ni a vuestras manos, ni al bol. En caso de quedar muy pegajosa se añadiría un poco más de avena o proteína, y si por el contrario quedase muy seca, se añadiría algo más de leche.
  9. Tras conseguir esto, añadiremos a un molde para barritas esta masa, para así dar la mejor forma posible.
  10. Dejar este molde con la mezcla unas 2 o 3 horas en el frigorífico.
  11. Tras estas 2 o 3 horas, se pueden ya desmontar del molde, y ya estarían listas para disfrutar, aportándonos unos valores nutricionales muy interesantes.

A parte de toda esta explicación, te dejo por aquí el vídeo de donde saqué la receta, por si quieres verlo también detenidamente e ir viendo el resultado del proceso.